Cloverfield: Monstruo: Una Lata

20 02 2008

Para variar estamos atrasados con el Podcast.
Entre trabajo, distancia y problemas de conexión a la red, nos hemos ido alejando cada día más de lo que nos habíamos prometido con mi compañero de blog, que era hacer el Podcast a como de lugar.
Pero la vida nos lleva por derroteros que son difíciles de manejar y la idea que teníamos de hablar de “Cloverfield: Monstruo” esta semana ya ha pasado al olvido. Lo que es una lastima, ya que seguro que la hubiéramos pasado muy bien hablando de una película tan sobremarketeada, nula de ideas y repetitiva como ésta.

Como todo el mundo sabe, el film va de una cámara subjetiva que parte grabando despedidas y buenos deseos a uno de los jóvenes-adultos-exitosos que se va a ir a Japón (¿) Hungría (¿), El Salvador…. Bueno, donde quiera este tipo irse, y que termina grabando el demencial ataque de un monstruo, salido de nadie sabe donde, a la ciudad de Nueva York.
Diría que uno de los grandes problemas que tiene la película es que nunca se decide a presentar nada. Ni personajes, ni ideas, ni buenos momentos, ni diálogos, ni nada. Es cierto que la trampa que se pone es bastante fuerte. Llevar una historia vista siempre por una cámara subjetiva, presencial y aterrada no es tarea fácil. ¿Cómo presentar personajes y crear lazos con ellos si lo que presentamos está hecho con la misma fineza que cumpleaños de monos borrachos? Digamos que es una tarea, a lo menos, difícil. Y en el caso de esta película es una tarea muy mal hecha.
Se puede argumentar que la historia está pensada para llevarnos por un festín de saltos y sustos en nuestras butacas, en medio de estos sucesos que nadie entiende muy bien, y que nunca fue pensada como una suerte de tesis muy elaborada en cuanto a estudio del comportamiento humano frente a situaciones límites. Es cierto, puede ser buen argumento. Pero si el director piensa que festín de saltos y sustos es igual a momentos repetidos y poco ingeniosos, está muy equivocado.

Invadidos en el mundo por algo como la Internet, donde puedes encontrar videos de todas clases cientos de veces más aterradores que cualquier minuto de esta película, resulta sorprendente que nos traten de impresionar con algo tan poco delicado como una película de monstruo-promedio, donde las ideas parecieron dejadas de lado y también la cordura al momento de escribir el guión. Esto último es lo que me parece más sorprendente, al venir este producto firmado por el rey midas de la televisión J.J. Abrams. Y digo que viene firmado por él, no porque él sea el director o escritor. No, nada de eso. Esta película cuenta con el sello “JotaJota” ya que él oficia como productor del mismo. Como productor e ideólogo de una de las campañas virales más exitosas que se hayan hecho hasta ahora. Todo lo que este film generó en la Web no había sido generado antes por ningún otro film. Cientos de blogs dedicados a esclarecer los misterios que traía consigo este film, y todo por mostrar unas imágenes que no se entendían mucho de una fiesta, algunas explosiones a lo lejos, la figura de la estatua de la libertad descabezada y los extraños números 1-18-08 al final del teaser.
Si por marketing bien pensado hubiera que calificar a las películas, esta recibiría la mención más alta. Pero el marketing es sólo una parte en la larga cadena de hechos que, querámoslo o no, componen un film. Y aceptemos que es un eslabón importante, sobre todo en los días que corren. Pero lo que queda al final del film es la historia, los momentos logrados, los diálogos inteligentes, los grandes personajes. Luego de ver Cloverfield poco o nada de todo esto queda.

Y lo que más me da pena de todo esto no es que perdí una hora y media de mi vida viendo esta lesera. O que perdí plata en la entrada al cine. O que me decepcionó este film (nunca esperé mucho, pero sí esperé asustarme). Lo que más rabia me da, es no haber tenido la oportunidad de grabar el Podcast y habernos reído a mandíbula batiente de este seudo film de terror, novedoso y sorprendente según él.
Pero no me desespero, ya vendrán más oportunidades. Películas malas, lamentablemente, siempre hay. Y ojo, anuncian segunda parte de Cloverfield para el 2009. ¿Qué será ahora? ¿En el escape, los protagonistas se encuentran con la bruja de Blair?





Vuelve Michael Mann

29 01 2008
marion cotillard

Michael Mann es uno de los directores más interesantes de la escena mundial. Aun cuando tenga detractores, no deja de ser cierto que sus películas siempre contienen vida y onda. Y aunque a muchos les moleste, es un cineasta con un mundo particular y una visión clara. Es cierto (ciego no soy) que las últimas películas del gran Mann han dado un giro algo extremo hacia el esteticismo, dejando la historia (aunque ésta siempre buena) algo rezagada.

Para el próximo 10 de marzo se anuncia el inicio de rodaje de lo nuevo de Michael Mann. En su reparto se encuentran Christian Bale y Johnny Depp. El título que se maneja es Public Enemies y nos cuenta la historia de John Dillinger, interpretado por Depp, y la cacería a la que se lanzó el agente del FBI Melvin Purvis, interpretado por el gran Christian Bale.
A este reparto se ha sumado Marion Cotillard, en la foto arriba, nominada al oscar por su trabajo en La Vie en Rose, y Giovanni Ribisi.

Teniendo a este par de protagónicos y una historia como ésta, todo indica que puede ser una gran película y presentar un duelo de gigantes. Espero que así sea y no se vaya en la volada.
Aun no tengo la información si repetirá su ya habitual rodaje en HD o volverá al bueno del 35MM, aunque con esta temática y siendo película de época, personalmente creo que el celuloide es el camino. Veamos que dice Michael.





Uno?. Son Cientos!!.

18 01 2008

Salieron las nominaciones a los premios Altazor 2007. Y como estos premios entregan distinciones en una lista variopinta como pocas, es que procederé a mencionar los que competen al cine. Porque si quieren ver nominaciones de teatro o recetas de cocina, éste no es el lugar. Claramente.

Me alegra ver que entre los nominados a mejor director, figure Cristóbal Valderrama con su ópera prima “Malta con Huevo“. Me alegra porque es un director joven, que se arriesgó en un género que no es común ver en el cine chileno, y porque a final de cuentas, ya el solo hecho de ser nominado debe ser para él un buen estímulo para seguir haciendo cosas.

Pero así como hay buenas noticias, me sorprendo con otras que me dejan con un raro sabor de boca. Y hablo en rigor de las nominaciones de Daniel Alcaíno y Daniel Muñoz como mejores actores por sus interpretaciones en “Radio Corazón“. Ya hemos hablado de sobra del cine nacional aquí mismo y en el podcast, y por lo mismo podría resultar un ejercicio majadero pasar de nuevo por este asunto, pero es necesario comentar que en un área que no dijo mucho el pasado 2007 en términos de buenas películas, sean dos actores que participan en un corto dentro de un largo, los que se lleven tamañas nominaciones. En lo personal, debo decir que no merecían la nominación, simplemente porque no muestran un desarrollo de personaje, un mundo, una visión, que les haga merecedores de una distinción a “Mejor Actor”. Así de simple. Cuál fue el criterio de selección, los méritos, los puntos que se usaron para llegar a esa conclusión?. Creo que habría sido mucho más honesto dejar esos espacios desiertos, porque así se estaría dando una señal de que lo que se hace en el país no está bien. Que puede (y debe) mejorar sustantivamente para que el ejercicio de nominar no termine siendo un trámite netamente político. Que de una vez por todas los “pares” que nominan, apliquen un criterio técnico, porque el paso siguiente es que los Altazor se desvirtúen aún más, y terminen siendo una especie de APES II. Unos premios que de tan chaqueteros que son, terminaron seriamente desprestigiados.

Bien, pero mal. Muy mal. Esto da para confirmar que en la autopista, el auto que viene en contra no es uno, son miles.





De Títulos Errados y Cosas Al Revés

11 01 2008

left

Arthur Penn es un director conocido por haber dirigido en 1967 Bonnie And Clyde, protagonizada por Warren Beatty y Faye Dunaway. Otro de sus títulos emblemáticos es Four Friends, que nos cuenta la historia de 4 amigos y sus derroteros hasta hacerse adultos.

En 1958 dirigió The Left Handed Gun, con Paul Newman interpretando al mítico pistolero Billy The Kid. La película no es muy buena. No me gusta mucho lo que Newman hace en ella. Es decir, es Newman y él siempre está bien, pero en verdad ésta no es su mejor película. Tampoco es la mejor de Arthur Penn.
Pero no quiero hablar de Penn, ni de Newman, ni de nada de lo que he dicho hasta ahora. Esto lo ocupo sólo para hacer un alcance.

El título The Left Handed Gun hace referencia a que Billy The Kid era Zurdo. O eso se pensaba.
El año 1986 apareció el “positivo” del “Tintype” o “Ferrotipo” utlizado para inmortalizar a Billy, y resultó que lo que se había creído hasta el momento estaba errado. Vale decir, siempre se había visto a Billy The Kid en una fotografía que era en verdad un negativo y en ella se le podía ver con la pistolera al lado izquierdo y con un rifle en la mano derecha. Pero al ser un negativo todo se veía al revés, por lo que Billy El Niño no era zurdo, era diestro. Por ende, obvio, el título partía de una premisa errada. Y cuando me di cuenta de eso, me di cuenta de que el título de la película “Chile Puede” también está errado. Pero en este caso, no por un error histórico. Es por un error más simple. Es tan, pero tan malo el guión, que Chile así simplemente no puede.

gringous
Gringos en el “Pentagonou”

Esta película nos cuenta la historia del primer astronauta chileno y su puesta en el espacio y los problemas para bajarlo. Claro, todo “muy a la chilena”. El protagónico lo tiene Boris Quercia, nuevamente en su intento de ser el “Cantinflas nacional”. Un tipo que no mata una mosca, que es bueno como el pan, que ama con pasión. Que nunca jamás evoluciona un ápice. Su novia es Javiera Contador, que tiene tan poco personaje que no vale la pena hablar de ella. Anda por ahí, además, un reportero del tipo “hago lo que sea por una noticia”, lo interpreta Alvaro Rudolphy y es el que mejor está dentro de esta debacle. El jefe de misión e ideólogo de toda esta puesta en orbita es Willy Semler, quien poco puede hacer con el material que tiene para trabajar. Se suman al elenco el argentino Hugo Arana, como mano derecha de Semler y Bélgica Castro trasvestida como experto espacial ruso. Todo esto lo dirige uno de nuestros más premiados directores nacionales, Ricardo Larraín, quien luego de iniciar su carrera con La Frontera, no ha dado pie con bola.

Se ha dicho mucho que la película tiene excelentes efectos especiales. Sí, es cierto, están bastante buenos, pero estaremos de acuerdo también que una película con buenos efectos especiales no hacen una buena película. Si fuera así, que le den todos los premios a la mejor película a Transformers.

El gran problema de este film es que no tiene una historia buena, con gags que funcionen, que satiricen de manera inteligente. Es una comedia sin gracia. ¿No se hacen asesorías de guión en Chile? Y no digo que la haga otro chileno, lo que digo es mandar el guión afuera y que se haga revisar. Porque la idea inicial de Chile Puede no es mala y podría haber sido una buena ventana para mostrar lo mal y mediocre que funcionan muchas cosas en Chile. Claro, podríamos ser pesados y decir que la película es tan mala y mediocre que sí funciona en ese sentido, pero no diremos algo así.

Cuando me aburría en la sala (y me aburrí muchísimo), recordé una buena sátira. Doctor Insólito.

Kubrick no es santo de mi devoción (sé, eso sí, que es infinitamente mejor que muchos), pero esa es la película que más me gusta de él. Es tan inteligente en lo que plantea, tan bueno los diálogos y las situaciones son creíbles y bien actuadas. Peter Sellers está genial en su triple interpretación, George C Scott notable como el militar que quiere atacar y luego preguntar y Sterling Hayden fabuloso como el General Jack D. Ripper (hasta el nombre del que deja la mayor debacle mundial está bien pensado!!!). Me pregunto lo que hubiera tenido que hacer Hayden si su rol hubiera sido dirigido por un compatriota. Hubiera hecho, literalmente el LOCO. Sin sutilezas de ningún tipo.
¿Por qué diablos acá se tiene que sobreactuar todo? ¿Se cree que una buena comedia es sobreactuación? Y todo caricaturizado mal.
Por qué los gringos deben ser, primero, tan imbéciles (lo son, pero no tanto). Segundo, se supone que debe ser gracioso que hablen “todou asi a lou gringou? Y esos dos primates de marines que mandan, por favor!!!!! ¿Son chistosos en teoría? ¿En serio que me tengo que reír con ellos? ¿Alguien me puede explicar el por qué deben ser todos retardados?

Dónde quedó lo que toda sátira debe tener. Ironía, agudeza en las observaciones, mordacidad. Todo aquí es plano, el chiste fácil, el primero que se le ocurre a alguien. Es como si se hubiera filmado el primer borrador del guión. Lo que salió a la primera sentada frente al computador. Así nunca se va a llegar a tener un buen producto. La comedia es un género cabrón, que necesita trabajo, cuidado, inteligencia. Siempre he creído que es de los géneros más dificiles de llevar. No se puede pretender lograr algo bueno de manera fácil o tomado a la ligera. Quizás una vez te puede salir, pero dos o tres veces, no lo creo.

Para terminar, otro alcance con el título. Chile Puede. ¿En serio? Es el argentino al que se le ocurre llamar al ruso. Y es el ruso el que habla con el otro astronauta ruso en orbita (personaje copiado textual de Armageddon) para que empuje (!) el transbordador y así salvar al idiota del chileno que anda allá arriba.
O sea, ni siquiera un poco de inteligencia en la resolución. Todo, hasta el final, a la rápida.
Chile, por ningún lado pudo.

Y todo esto se me vino a la cabeza por culpa de una foto vista al revés durante décadas.





Me Carga Lo Que Se Hace

4 01 2008

Me carga el cine chileno.
Ya. Lo dije.
Tampoco es tan difícil darse cuente de esto. Basta con leer algunas cosas que he escrito o escuchar alguno de los podcast que hacemos. Sobre todo durante el especial de cine chileno que nos mandamos. 6 películas al hilo. Uf!
A que viene esto?
No lo sé. No me queda claro ni siquiera a mi.

Hace un rato iba a Providencia bajo un sol abrasador. Manejaba e iba divagando, cosa que siempre hago y no sé como no me he ensartado atrás de algún auto o he matado a alguien.
Iba a Providencia y pensaba y recordaba algunas cosas de las películas en las que he trabajado y recordaba algunas cosas que directores me han dicho y otras cosas que guionistas me han dicho. Y todo bien. Buenos recuerdos algunos, buenos comentarios otros. Pero de pronto recordé a un ser en específico. Un mamífero, bípedo, que dice ser director y dice ser guionista.
Mal.
Y me bajó la rabia y me llegaron otros recuerdos y otras películas y me di cuenta que me carga el cine chileno y me carga la mayoría de la gente que trabaja en él.
No sé bien en verdad que me desató tanta rabia al recordar al descendiente directo del mono aquél, salvo el tono condescendiente que me brindó en un comentario hace algún tiempo.
Condescendiente y paternalista. Y me carga eso. Lo detesto.

Y en realidad ahora que le doy una vuelta, sí sé qué me dio tanta rabia. Recuerdo la conversación y recuerdo que le comentaba que había escrito un guión y que lo había vendido. Yo estaba feliz, era, creo, mi primer guión escrito y vendido. El me puso una mano en el hombro y me dijo algo así como “que bueno que puedas escribir esas historitas y que te las paguen. Esta bien escribir esas cositas”.

Si tengo un martillo se lo entierro en la cabeza en la mas Oldboy.

Está bien, sé que no soy (ni seré nunca) un David Mamet o un Neil Simon. Tampoco lo pretendo y sé perfectamente mis limitaciones. También sé que siempre que escribo algo le pongo todo el corazón que tengo y trato de que quede bien y de que quede mejor que lo anterior que he escrito. (También sé que la mayoría de los guionistas/directores de este país, no tiene puta idea de quien es David Mamet o Neil Simon)
Y lo sé, porque es así.
Por lo que, para mi, que el “pretexto humano” me haya dicho eso, fue demasiado. Y lo digo porque conozco su trabajo y sé que no le pone corazón y porque se cree superior al resto cuando no le ha ganado a nadie.
Y me carga eso en la gente y me carga eso en el cine chileno y en la mayoría de la gente que trabaja en él.

Todos se creen superiores que el resto. Todos creen que han hecho grandes cosas. Todos juran que sus películas son obras maestras, que superan la media nacional. Todos miran hacia abajo al resto y todos hablan mal entre ellos.

Aclaración. Cuando digo “todos”, me refiero a la mayoría. Pa` que después no anden hueveando que dije que eran TODOS.
No.
Son la mayoría abrumadora.
Pero no todos.

Todos se creen no sé que diablos y nadie tiene un hálito de autocrítica.
Pero es que han visto lo que filman? Han escuchado los diálogos que escriben? Han visto como hacen actuar a los palurdos que ponen delante de cámara? Lo han hecho?

Anoche vi “Las Uvas de la Ira” de John Ford. Estrenada el 15 de marzo de 1940. O sea, tiene 67 años. Y en cada plano, en cada actuación, en cada línea de dialogo, nos pone la pata encima y nos hace mierda. Años luz! Otra galaxia!!! Pero es que es imposible de explicar!!
Perfecto. Es John Ford y basado en el Premio Nobel John Steinbeck.
Bajemos la vara.
Alguien ubica “Gun Crazy, tambien conocida como “Deadly Is The Female”? Quizás mi amigo Budokan sí. Es una obra mas bien desconocida. Film noir de bajo presupuesto del año 1950, dirigida por Joseph H. Lewis. Si no la han visto, háganlo. Sin grandes actuaciones ni un gran guión, que fue escrito por MacKinlay Cantor (ganador del Pulitzer por una novela), es una obra que tiene 57 años y nosotros no estamos ni cerca de lograr algo así. El ritmo de la película no se detiene y tiene más onda que cualquier film nacional.
Es una película de género, me dirán. Sí, lo es. Pero acá ni las películas de género nos resultan. Terror chileno? Policial chileno? Acción chilena?
No, para nada.

Por todo esto me carga el cine chileno. Salvo excepciones, me carga. Siento que se habla un lenguaje que no entiendo, que se tratan temas que no son los míos, que se hace de una forma en que nunca haría las cosas. Todo es tan forzado que me cansa. Pero lo peor de todo, es que los que están adentro no hacen nada por tratar de cambiarlo, y parece que se regocijan haciéndolo mal, mediocremente. Mirándose en menos unos con otros y actuando luego entre ellos. Postulándose para premios, para cargos importantes, preocupándose de cualquier cosa, menos de aprender bien su oficio. Nadie ve cine, nadie aprende, o trata al menos, de aprender de los mejores. Todos son maestros, todos se las saben todas. Todos saben cómo se hace mejor que como lo hizo el que acaba de hacerlo.
Y por que mierda entonces tenemos una producción tan lastimosa? Por que mierda en Chile, teniendo tanto “maestro”, tanto “guionista consagrado”, tanta sapiencia, no tenemos, siquiera, algo que se aproxime a “Nueve Reinas“, por ejemplo, para no hablar sólo de cine norteamericano y poner algo latinoamericano. Buena historia, buenos diálogos, buenas actuaciones, cine de género que resulta!!, buena foto (no iluminado como la callampa), buen montaje (moderno, con ritmo, no pegado en la escuela rusa de hace 15 siglos), buena mezcla de sonido (se entiende lo que se dice, las calles tienen vida, se escuchan los pasos (sí hueón, cuando la gente camina, suenan los pasos!!!) y la música entra y sale bien).

Pero no.
A la mierda.
Sigamos haciendo cine como si nunca hubiéramos visto cine. Sigamos contando historias como si nunca en la vida hubiéramos vivido una historia nosotros mismos, sigamos haciendo personajes como si nunca hubiéramos conocido a alguien real.
Dale. Si total, la huea resulta, no? Igual nos postulan a premios, no?
Igual somos maestros e igual miramos en menos a todos.
Igual somos tan “super” que le podemos poner la mano en el hombro a cualquiera, mirarlo con aire de superioridad, decirle puras huevadas y seguir actuando como los imbéciles que siempre hemos sido.
Y nunca aprender nada.





Lo Inexplicable, Sobrevalorado, Infravalorado y Más

2 01 2008

children

Siempre a fin de año hay listas.
Y no hablo de mujeres.
Me refiero a listas que se hacen con las cosas que se hicieron, con las cosas que NO se hicieron. Con lo que se hará (y muy probable NO se haga), etc.
Están también las listas que me gustan a mi. Con lo mejor y lo peor del año.
Y si hablamos de cine, esas listas me fascinan. De hecho, ya hice esas dos listas.
Pero siempre es lo bueno y lo malo.
Debería haber también un apartado, por llamarlo de algún modo, para lo incomprendido, lo sobrevalorado y lo subvalorado.
Y claro, por supuesto. Sin duda alguna. Todo esto de la forma más subjetiva que existe. Nada de encuestas, de consultas, de conteos y ni nada que se le parezca.

Durante el año el bombardeo es inmenso. Bombardeo de todo tipo. De películas, de información, de críticas, de habladurías, de trailers (ya no se les llama sinopsis), de estrenos malos muchos y buenos pocos. Y dentro de todo esto surgen las preguntas y la incomprensión de mi parte.
Por ejemplo. Este año recién terminado, empezó con la llegada de las obras cumbres de los “Tres Mexicanos”. Vale decir, Cuarón, Del Toro y González Iñárritu. “Children of Men“, “Laberinto del Fauno” y “Babel”. Precedidas las tres de bombos, platillos, serpentinas y pasteles.

La primera que vi fue Children of Men y me cargó. Sí, es entretenida. Sí, los planos secuencias son de lo mejor que he visto en años. Sí, Clive Owen está súper bien en su papel y sí Juliane Moore está guapa como siempre. Pero alguien me puede explicar qué pasó con la historia. Ok. No hay niños, la raza humana se va al basurero, no hay esperanza alguna. La negrita va a tener un bebé. Cool. ¿Y? Donde está esa gran obra que me pintaron en cuanta crítica, comentario y artículo que se escribió? No pasaba de ser una entretenida película de corte futurista-apocalíptico. Me entregaba algo nuevo en el género, al menos? No, tampoco. Salvo largos-largos-largos planos secuencias que no sé bien si estaban ahí por necesidad dramática o necesidad del director para que le palmotearan la espalda y le dijeran “Joder, que largo el plano aquél, no?”.

Luego llegó el turno del “Laberinto del Fauno”. Y sí, me sorprendió. Gratamente. No esperaba mucho y me dio más de lo que pensaba. Logró fundir un cuento de hadas y un drama de guerra con personajes creíbles. Todo bien filmado, montado, actuado musicalizado, mezclado y todos los “ados” imaginables. De las tres, es con ésta con la que no tengo reparos y creo que si hablamos de buen cine, es la que se queda con el primer puesto de las tres, pero por lejos.

“Babel”. Lo peor de lo peor. Nunca antes había estado en presencia de una película tan autoindulgente como ésta. Llena de fanfarrias llega la tercera (y última, menos mal) colaboración del director González Iñárritu y su guionista de cabecera Guillermo Arriaga. Antes habían realizado la sorprendente “Amores Perros”, repitieron con “21 Gramos” y se autoplagiaron de mala forma y sin gracia con “Babel”. Alguien me puede decir que hacía Brad Pitt y Cate Blanchett en el desierto de “puta que hace calor” con diálogos para el bronce cada dos por tres y Pitt con cara de pena del “manual del actor pagina 45 figura 3?” Qué monos pintaba la japonesa sorda en todo este tinglado? (por cierto, que la de ella era LA historia con algo de interés). Me puede importar menos lo que le pase a la empleada mexicana en esa fiesta que va con los rubiecitos hijos de sus patrones? Para qué me cuentan la historia de ella, siquiera???!!! Puede estar más mal García Bernal? Puede quedar peor parada la policía de ese país, que no me interesa nada, en cuanto al trato de los prisioneros y abuso de autoridad? Me puede alguien explicar porque el “tag line” del maldito film era “a veces para hacerte entender, debes escuchar”. Pero es que estaba todo mal. Y todo hecho de la forma más grande y pomposa y exagerada posible. Cada plano exudando la megalomanía del director. Por favor!

A mediados de año, comienzo a escuchar buenas críticas de un film que se llama “Knockep Up”. Le llaman LA comedia inteligente, de los mismos creadores de “Virgen a los 40”. La historia de un inútil que se acuesta en una noche de borrachera con una chica que un tipo como él, nunca hubiera soñado. Resultado? Embarazo y todo lo que viene después.
Perfecto. Y la comedia donde quedó? Donde la historia inteligente? Donde el cariño por los personajes? Donde la lógica interna del actuar de cada uno de los seres que participan en el film? El film parte bien, pero transige en todo para quedar en lo más políticamente correcto que he visto en años. Un film que no se la juega por nada ni nadie. Solo se la juega en lo que dirán y querrán ver las personas que vayan a verla.
Sí, el protagónico del film parte siendo un loser de lo peor. Y qué tiene de malo ser como es él? Si te resulta tu apuesta y si te gusta tu apuesta, felicitaciones. Bien por ti. Pero Judd Apatow, el director, dice “No, él mejor que deje todas las niñerías y se vaya a trabajar a una oficina, sea un hombre de bien calcado de todo el resto de los humanos y provea a su familia”. Se casan? No lo recuerdo, ya estaba demasiado de mal humor viendo esta “comedia” que tengo lagunas mentales. Pero no me extrañaría que se hubieran casado por la iglesia y todo lo demás. Un film tan mamón, tan poco novedoso en todo lo que plantea, tan “de buenas costumbres y de cómo debe ser la familia hoy en día”, que me da asco. Y ojo, que no digo que el tipo debía ser un asesino en serie o debía dejar botada a su hijo y a la mujer con la que tuvo sexo una noche, pero sí digo que podrían haberle dado una vuelta de tuerca más. Puta, si es una película, donde más puedes hacer algo como tú quieres hacerlo si no es en la ficción???!!!! Deja que el tipo siga con su pagina web de desnudos en films y déjalo que le vaya increíble. Deja que el tipo siga viviendo en su casa, ella en la de ella, que críen a su hijo de la forma en que esos seres, como me los presentaste en un inicio, lo hubieran hecho. No des vuelta la espalda a todo lo que me vendiste cuando comenzamos. Juégatela por algo.
Pero no.
Todo calcadito a lo bueno y aceptado.

Michael Clayton. Un thriller inteligente. Novedoso. Una historia envolvente, grandes actuaciones. Denuncia.
Eeeeh? No?
Qué nos daba este film que no nos hubiera dado ya Syriana? O Silkwood? O Norma Rae? O que sé yo? Era la copia feliz del edén. Todo ya visto, todo ya dicho, los mismos lugares que no sé cuantos films ya han pisado, arado, sembrado, cosechado y destruido. George Clooney usando las 5 caras (quizás 6, no tiene más) que tiene, haciendo el mismo personaje de siempre, en una historia tan trillada y manida que me preguntaba donde estaría el quiebre que me haría decir “Madre mía, que buen momento!”
NADA.
Y de suspenso ni hablar.
Como película inscrita en el género del Thriller, espero suspenso. Espero sorpresas, saltos, comerme las uñas y jugar a descubrir el final. Pero no me pasó nada. Sabía el final, sabía quienes eran los malos, sabía quien iba a ganar. Y sabía, DIOS COMO LO SABIA!!!!!!, que al final el auto de Clooney explotaba y el NO ESTABA dentro. Pero como no lo iba a saber si al inicio me lo dijeron!!!! El único momento que podría haber tenido suspenso (y ojo, que toda la construcción dramática está hecha como si no supiéramos lo que va a pasar) me lo cuentan al inicio haciendo uso sólo de un efecto de choque, desperdiciando lo que podría haber sido EL momento del film.
Y en todo esto me sorprendo con la crítica aullando por lo buena que es.

Por otro lado, está lo que me gusta, y pasa sin pena ni gloria. Filmes que parece que nadie vio, nadie entendió, a nadie le importó.

Ken Loach estrenó este año “El Viento Que Mece el Prado”. Drama sobre la guerra en Irlanda y el conflicto entre hermanos, el distanciamiento entre ellos, las distintas creencias y fuerzas que a cada uno lo llevan. Gran film que duró 45 minutos en cartelera y del cual nadie habló. Y pienso y siento que muchos deberían haber visto. A muchos le hubiera hecho bien ver un film así.

Dos estrenos nacionales que pasaron sin ser notados. Malta con Huevo y La Vida me Mata. Ojalá que muchas más películas chilenas fueran como éstas. Frescas, con una cabeza atrás clara, que nos cuentan una historia más bien cercana (y no perdida en el tiempo y en el espacio, con personajes falsos, llena de política y lugares comunes). Dos de los mejores estrenos nacionales y que entre ambos quizás junten 50 mil personas. Una pena inmensa. Y la pregunta de rigor. ¿Qué pasa?

Hay más películas, pero no más espacio.

Para cerrar. Hay un chiste que dice mas o menos así.
“Un gallego va por una autopista manejando su auto. Por la radio escucha que el locutor dice. ´Se informa que un loco va conduciendo por la autopista 43 en contra del transito`. El gallego, escucha esto y dice ´Uno? Pero sin son cientos!`”
Así es como me siento de vez en cuando. Manejando en contra del transito con miles que vienen en contra.
Y es que no logro entenderlo. Seré yo o será el resto?
Estaré tan equivocado?
Y siempre me digo lo mismo. “Que no. Que no, que es el resto”.
Al menos así me quedo más tranquilo y sigo disfrutando y creyendo en lo que siento cada vez que veo una película.
Y creyéndome a mi, no al resto.





Algunas Cosas Malas

31 12 2007
vomito

Todos publican sus listas de películas. Tanto de lo mejor como de lo peor.
¿Es necesario publicar la de lo peor? Supongo que todo el mundo sabe lo que fue malo, siempre lo malo es más comentado que lo bueno, si no me creen vean el noticiero de cualquier canal. Pero aunque no sea necesario, creo que sí es divertido hacerlo.

Personalmente siempre me río y recuerdo esos malos momentos que tanta mala película me hizo pasar. Por ejemplo ese bodrio asqueroso que es el Número 23 de “chumager” (me niego a escribir bien el apellido de un ser que hace algo como esa película) o la tontería inmensa que hicieron Tony Scott y Denzel Washington en Deja Vu. Pero que pretendían?! Hacer una película en serio o era una comedia fome? Lo mismo puedo decir, y me acusaran de iconoclasta, de El Tiempo de Kim Ki Duk. Por favor, alguien le puede decir a ese caballero que corte el hueveo? Alguien le puede decir que al minuto 10 de su film ya sabía lo que venía y que no es necesario que me diga lo mismo 68 veces, mira que a la segunda me quedó claro? Puede alguien decirle que sus personajes, aparte de ser falsos, son repelentes? No, nadie puede decirle eso, nadie que conozco habla una puta palabra de coreano.

No estoy seguro si fue este año o el 2006, pero igual. La Dalia Negra, dirigida por el cada vez más mal directo Brian De Palma. Es cierto, en todo caso, que me reí bastante con la interpretación de la señora que hacía de loca (y que creo que hacía de la mamá de Scarlet Johansson, quien también está repelente en el film) y me reí aun más con la escena de sexo en la mesa servida para la cena, entre Scarlet y el infumable Josh Hartnet. Bueno, ya lo dijo un gran crítico a quien mucho admiro, “esta película es un fiasco”.
Seduciendo a un extraño con la negra (es negra o no es negra?) Halle Berry y el calvo Bruce Willis, significó otra decepción. Esta decepción un poco mas lamentable, esto debido al respeto que le tengo al director del film, el interesante (pero en exceso irregular) James Foley.

De cine chileno no hablaré. Ni bien ni mal.
El cine chileno se la arregla para hablar mal de si mismo la mayoría de las veces. Aunque hubo excepciones. Malta con Huevo y La Vida Me Mata, sacaron la cara y dieron buenos comentarios boca en boca y críticas positivas. Lo de la taquilla y que ambas hayan sido mas bien un “plop” no indica nada, solo indica que a la gente le gusta ir a ver mierdas como Transformers o similares.
Radio Corazón fue un taquillazo, pero lamentablemente no fui a verla y no es porque no haya alcanzado a ir, simplemente no quise ir. Me dio lata, la verdad. Pero, por palabras del señor Ugarte, compañero de blog, no me perdí de nada. Aunque sí vi el otro taquillazo que fue Che Kopete, La Película. Es el video casero más exitoso de todos los tiempos.

Es una lastima, y una suerte a la vez, que no haya visto más cine malo. Me salvé pero a la vez me perdí la posibilidad de ver cosas como “Piratas del Caribe 17”, “Hostel 2: Ahora sí que torturamos porque sí”, “Supercan” (alguien la vio?), “Halloween, un nuevo-nuevo-nuevo Comienzo”, “El culto Siniestro o Como Cage hace de Cage siempre y aun le dan trabajo” y tanta otra estupidez que dan.

Eso sería. Solo recordando un par de cosillas que durante el año me hicieron odiar el cine un rato, pero un rato corto. Al cine no se le puede odiar.
Mejor odiar a los que lo hacen mal.





Estúpida

31 12 2007

Una entrevista a John Cusack, realizada por una estudiante de comunicaciones que no hizo nada para prepararse.

Se parece a muchos directores nacionales que no hacen nada para prepararse y hacer bien su pega.

¿Muy gratuito mi comentario? Puede ser, pero no por eso deja de ser cierto





BAFICI en duda.

19 12 2007

Como lo leen, el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente, estaría dando sus últimos estertores, después de nueve años. Eso al menos se desprende de varias cartas públicas, informaciones de prensa y declaraciones variadas de personalidades del otro lado de la cordillera. El tema es que hace rato se rumoreaba que el BAFICI se podía acabar, puesto que la nueva administración del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tenía contemplado “ahorrarse unos morlacos, sacrificando la identidad cultural de la ciudad. Si bien la información no ha sido confirmada ni desmentida, una carta abierta que apareció en diversos medios de comunicación trasandinos, y escrita por el director del certamen, Fernando Martin Peña, da cuenta de la preocupación del mundo cultural porteño, por esta eventual pérdida:

Seguramente el BAFICI no es suficiente para mejorar de manera definitiva la cultura audiovisual de una ciudad como la nuestra pero, hasta la fecha, es lo mejor que ha desarrollado su ministerio en la materia“.

El tema está en el debate argentino, puesto que también se verían afectadas otras muestras, entre las que se incluyen el Festival Internacional de Tango -un clásico argentino-, y el Festival Internacional de Buenos Aires, evento multidisciplinario que debería arrancar en su sexta versión.

Esta es claramemente una noticia en desarrollo, por lo que tendrán nuevos updates, apenas se vayan produciendo novedades. De momento desde CCC sólo podemos decir “que lástima”.





FuckBook

14 12 2007

Me doy cuenta que este post no es de cine, pero incluyo un video para que sea más audiovisual.

Hace un tiempo atrás compré un macbook en la busqueda de tener una maquina más rápida, estable y confiable. Ha pasado un poco más de un año y mi macbook debe ser la peor adquisición que he realizado en mi vida, y miren que he hecho malas adquisiciones.

Murió el disco duro, el bluetooth no existe ya que vive desconectándose, el sistema de hibernación funciona cuando quiere. Lo último que pasó, que ni los técnicos supieron decirme algo, fue que el disco sufrió una partición que no permitía que la maquina arrancara. Solución? Reinstalar todo.

TODO

Recuerdo cuando ocupaba PC. El sistema es una mierda de lo menos confiable que hay en el planeta. Menos confiable que productor de televisión. Pero no recuerdo que me haya hecho pasar tantos malos ratos como este “increíble nuevo computador que llega al mercado de la fábrica del tio Steve”.

Igual, no volvería a PC ni amarrado. Linux será la solución?

Si fuera un tipo de dinero, haría exactamente lo que Michael aquí abajo hace. De hecho, lo hubiera hecho hace mucho tiempo.

Adelanten el video hasta los 2 minutos 8 segundos. Ahí está lo bueno.