Cloverfield: Monstruo: Una Lata

20 02 2008

Para variar estamos atrasados con el Podcast.
Entre trabajo, distancia y problemas de conexión a la red, nos hemos ido alejando cada día más de lo que nos habíamos prometido con mi compañero de blog, que era hacer el Podcast a como de lugar.
Pero la vida nos lleva por derroteros que son difíciles de manejar y la idea que teníamos de hablar de “Cloverfield: Monstruo” esta semana ya ha pasado al olvido. Lo que es una lastima, ya que seguro que la hubiéramos pasado muy bien hablando de una película tan sobremarketeada, nula de ideas y repetitiva como ésta.

Como todo el mundo sabe, el film va de una cámara subjetiva que parte grabando despedidas y buenos deseos a uno de los jóvenes-adultos-exitosos que se va a ir a Japón (¿) Hungría (¿), El Salvador…. Bueno, donde quiera este tipo irse, y que termina grabando el demencial ataque de un monstruo, salido de nadie sabe donde, a la ciudad de Nueva York.
Diría que uno de los grandes problemas que tiene la película es que nunca se decide a presentar nada. Ni personajes, ni ideas, ni buenos momentos, ni diálogos, ni nada. Es cierto que la trampa que se pone es bastante fuerte. Llevar una historia vista siempre por una cámara subjetiva, presencial y aterrada no es tarea fácil. ¿Cómo presentar personajes y crear lazos con ellos si lo que presentamos está hecho con la misma fineza que cumpleaños de monos borrachos? Digamos que es una tarea, a lo menos, difícil. Y en el caso de esta película es una tarea muy mal hecha.
Se puede argumentar que la historia está pensada para llevarnos por un festín de saltos y sustos en nuestras butacas, en medio de estos sucesos que nadie entiende muy bien, y que nunca fue pensada como una suerte de tesis muy elaborada en cuanto a estudio del comportamiento humano frente a situaciones límites. Es cierto, puede ser buen argumento. Pero si el director piensa que festín de saltos y sustos es igual a momentos repetidos y poco ingeniosos, está muy equivocado.

Invadidos en el mundo por algo como la Internet, donde puedes encontrar videos de todas clases cientos de veces más aterradores que cualquier minuto de esta película, resulta sorprendente que nos traten de impresionar con algo tan poco delicado como una película de monstruo-promedio, donde las ideas parecieron dejadas de lado y también la cordura al momento de escribir el guión. Esto último es lo que me parece más sorprendente, al venir este producto firmado por el rey midas de la televisión J.J. Abrams. Y digo que viene firmado por él, no porque él sea el director o escritor. No, nada de eso. Esta película cuenta con el sello “JotaJota” ya que él oficia como productor del mismo. Como productor e ideólogo de una de las campañas virales más exitosas que se hayan hecho hasta ahora. Todo lo que este film generó en la Web no había sido generado antes por ningún otro film. Cientos de blogs dedicados a esclarecer los misterios que traía consigo este film, y todo por mostrar unas imágenes que no se entendían mucho de una fiesta, algunas explosiones a lo lejos, la figura de la estatua de la libertad descabezada y los extraños números 1-18-08 al final del teaser.
Si por marketing bien pensado hubiera que calificar a las películas, esta recibiría la mención más alta. Pero el marketing es sólo una parte en la larga cadena de hechos que, querámoslo o no, componen un film. Y aceptemos que es un eslabón importante, sobre todo en los días que corren. Pero lo que queda al final del film es la historia, los momentos logrados, los diálogos inteligentes, los grandes personajes. Luego de ver Cloverfield poco o nada de todo esto queda.

Y lo que más me da pena de todo esto no es que perdí una hora y media de mi vida viendo esta lesera. O que perdí plata en la entrada al cine. O que me decepcionó este film (nunca esperé mucho, pero sí esperé asustarme). Lo que más rabia me da, es no haber tenido la oportunidad de grabar el Podcast y habernos reído a mandíbula batiente de este seudo film de terror, novedoso y sorprendente según él.
Pero no me desespero, ya vendrán más oportunidades. Películas malas, lamentablemente, siempre hay. Y ojo, anuncian segunda parte de Cloverfield para el 2009. ¿Qué será ahora? ¿En el escape, los protagonistas se encuentran con la bruja de Blair?


Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: