Midnight Meat Train

19 01 2008

Tanto la literatura como el cine de terror, siempre han creado una extraña fascinación en algunas personas. En otras personas sólo entregan indiferencia y otras simplemente no pueden ver nada relacionado con eso.
El cine de terror, el buen cine de terror, siempre me ha fascinado. Esas películas que después de verlas me dejan una sensación de real inquietud en mi ser, son un trago hermoso y agradable de beber, aun cuando en el momento de beberlo no lo sea. Pero, ¿no lo es en realidad? Algo debe existir en esas historias que nos llevan a verlas, a vivir esa experiencia, a sentir placer en el displacer de soportar la angustia de lo que vemos en pantalla.

Algunos dicen que es agradable debido a que todo lo que ahí ocurre, a pesar del miedo y angustia que se viven durante el proceso, es controlado y no importa cuan terrible sea, nada malo te pasara en realidad. Tiene lógica.
También está la teoría de que todo relato o película de terror nos permite vivir la experiencia de la muerte y nos da la posibilidad de lidiar con ella en el espacio seguro y cómodo de una sala de cine. O del living de tu casa. También tiene lógica.
Son pocas las películas de terror que realmente me han llevado a vivir experiencias tan potentes que me hayan quebrado o asustado hasta tal punto que no haya podido dormir más tarde. Son pocas, pero las hay.

Quienes hayan leído algo antes escrito por mi en este blog, sabrán que me gustan las películas que tengan buenas historias, no las tonteras a las que Hollywood nos trata de acostumbrar para hacerse más fácil la pega. Esos reales vómitos como la nueva versión de The Texas Chainsaw Massacre, o la serie de “Pesadillas”, o “Martes 34 Jason Aprende Ballet”. Todo ese tipo de films los odio y deberían castrar a los que los realizan utilizando la misma fórmula que tiene la buena de Ellen Page en Hard Candy.

Buen cine de terror. Gracias a los señores del gran país del norte, esta expresión es casi un oxímoron. Menos mal que está el casi. Existen buenas películas de terror, son las menos pero las hay. Y difieren entre persona y persona. Claro, debido a que cada una ataca una fibra personal y, casi, única, lo que a unos asusta o incomoda, a otros los deja fríos. Personalmente no me gustan las películas en que se utilicen los GC, siento que eso le quita gusto al film de manera inmediata. Me afectan mucho las películas rodadas en invierno, no sé que tienen esos días grises que en la vida diaria ya me incomodan, y por supuesto que prefiero las películas de terror en que un “Juan Pérez” se ve envuelto en algo que lo supera por todas partes y ese algo que lo rodea es plausible.  Esa es la mayor gracia de toda historia, el que te diga, “lo que estas viendo podría pasarte a ti”.

Tanta paja es porque para el 18 de mayo se espera el estreno en EEUU de Midnight Meat Train, basado en un cuento de Clive Barker (que buenos cuentos que escribe y que malas sus novelas!!). La dirige Ryuhei Kitamura y entre el reparto está Vinnie Jones y Brooke Shields. Nada muy glorioso, pero recuerdo que el cuento era bastante entretenido y sangriento. Veamos que nos entrega esta versión.

Acá abajo les dejo el trailer


Actions

Information

One response

19 01 2008
Estepario

No me tinco mucho.

La mansa introducción y no diste ninguna pelicula de terror buena. Yapo a mojarse el poto, o no hay peliculas de terror buenas???

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: