Me Carga Lo Que Se Hace

4 01 2008

Me carga el cine chileno.
Ya. Lo dije.
Tampoco es tan difícil darse cuente de esto. Basta con leer algunas cosas que he escrito o escuchar alguno de los podcast que hacemos. Sobre todo durante el especial de cine chileno que nos mandamos. 6 películas al hilo. Uf!
A que viene esto?
No lo sé. No me queda claro ni siquiera a mi.

Hace un rato iba a Providencia bajo un sol abrasador. Manejaba e iba divagando, cosa que siempre hago y no sé como no me he ensartado atrás de algún auto o he matado a alguien.
Iba a Providencia y pensaba y recordaba algunas cosas de las películas en las que he trabajado y recordaba algunas cosas que directores me han dicho y otras cosas que guionistas me han dicho. Y todo bien. Buenos recuerdos algunos, buenos comentarios otros. Pero de pronto recordé a un ser en específico. Un mamífero, bípedo, que dice ser director y dice ser guionista.
Mal.
Y me bajó la rabia y me llegaron otros recuerdos y otras películas y me di cuenta que me carga el cine chileno y me carga la mayoría de la gente que trabaja en él.
No sé bien en verdad que me desató tanta rabia al recordar al descendiente directo del mono aquél, salvo el tono condescendiente que me brindó en un comentario hace algún tiempo.
Condescendiente y paternalista. Y me carga eso. Lo detesto.

Y en realidad ahora que le doy una vuelta, sí sé qué me dio tanta rabia. Recuerdo la conversación y recuerdo que le comentaba que había escrito un guión y que lo había vendido. Yo estaba feliz, era, creo, mi primer guión escrito y vendido. El me puso una mano en el hombro y me dijo algo así como “que bueno que puedas escribir esas historitas y que te las paguen. Esta bien escribir esas cositas”.

Si tengo un martillo se lo entierro en la cabeza en la mas Oldboy.

Está bien, sé que no soy (ni seré nunca) un David Mamet o un Neil Simon. Tampoco lo pretendo y sé perfectamente mis limitaciones. También sé que siempre que escribo algo le pongo todo el corazón que tengo y trato de que quede bien y de que quede mejor que lo anterior que he escrito. (También sé que la mayoría de los guionistas/directores de este país, no tiene puta idea de quien es David Mamet o Neil Simon)
Y lo sé, porque es así.
Por lo que, para mi, que el “pretexto humano” me haya dicho eso, fue demasiado. Y lo digo porque conozco su trabajo y sé que no le pone corazón y porque se cree superior al resto cuando no le ha ganado a nadie.
Y me carga eso en la gente y me carga eso en el cine chileno y en la mayoría de la gente que trabaja en él.

Todos se creen superiores que el resto. Todos creen que han hecho grandes cosas. Todos juran que sus películas son obras maestras, que superan la media nacional. Todos miran hacia abajo al resto y todos hablan mal entre ellos.

Aclaración. Cuando digo “todos”, me refiero a la mayoría. Pa` que después no anden hueveando que dije que eran TODOS.
No.
Son la mayoría abrumadora.
Pero no todos.

Todos se creen no sé que diablos y nadie tiene un hálito de autocrítica.
Pero es que han visto lo que filman? Han escuchado los diálogos que escriben? Han visto como hacen actuar a los palurdos que ponen delante de cámara? Lo han hecho?

Anoche vi “Las Uvas de la Ira” de John Ford. Estrenada el 15 de marzo de 1940. O sea, tiene 67 años. Y en cada plano, en cada actuación, en cada línea de dialogo, nos pone la pata encima y nos hace mierda. Años luz! Otra galaxia!!! Pero es que es imposible de explicar!!
Perfecto. Es John Ford y basado en el Premio Nobel John Steinbeck.
Bajemos la vara.
Alguien ubica “Gun Crazy, tambien conocida como “Deadly Is The Female”? Quizás mi amigo Budokan sí. Es una obra mas bien desconocida. Film noir de bajo presupuesto del año 1950, dirigida por Joseph H. Lewis. Si no la han visto, háganlo. Sin grandes actuaciones ni un gran guión, que fue escrito por MacKinlay Cantor (ganador del Pulitzer por una novela), es una obra que tiene 57 años y nosotros no estamos ni cerca de lograr algo así. El ritmo de la película no se detiene y tiene más onda que cualquier film nacional.
Es una película de género, me dirán. Sí, lo es. Pero acá ni las películas de género nos resultan. Terror chileno? Policial chileno? Acción chilena?
No, para nada.

Por todo esto me carga el cine chileno. Salvo excepciones, me carga. Siento que se habla un lenguaje que no entiendo, que se tratan temas que no son los míos, que se hace de una forma en que nunca haría las cosas. Todo es tan forzado que me cansa. Pero lo peor de todo, es que los que están adentro no hacen nada por tratar de cambiarlo, y parece que se regocijan haciéndolo mal, mediocremente. Mirándose en menos unos con otros y actuando luego entre ellos. Postulándose para premios, para cargos importantes, preocupándose de cualquier cosa, menos de aprender bien su oficio. Nadie ve cine, nadie aprende, o trata al menos, de aprender de los mejores. Todos son maestros, todos se las saben todas. Todos saben cómo se hace mejor que como lo hizo el que acaba de hacerlo.
Y por que mierda entonces tenemos una producción tan lastimosa? Por que mierda en Chile, teniendo tanto “maestro”, tanto “guionista consagrado”, tanta sapiencia, no tenemos, siquiera, algo que se aproxime a “Nueve Reinas“, por ejemplo, para no hablar sólo de cine norteamericano y poner algo latinoamericano. Buena historia, buenos diálogos, buenas actuaciones, cine de género que resulta!!, buena foto (no iluminado como la callampa), buen montaje (moderno, con ritmo, no pegado en la escuela rusa de hace 15 siglos), buena mezcla de sonido (se entiende lo que se dice, las calles tienen vida, se escuchan los pasos (sí hueón, cuando la gente camina, suenan los pasos!!!) y la música entra y sale bien).

Pero no.
A la mierda.
Sigamos haciendo cine como si nunca hubiéramos visto cine. Sigamos contando historias como si nunca en la vida hubiéramos vivido una historia nosotros mismos, sigamos haciendo personajes como si nunca hubiéramos conocido a alguien real.
Dale. Si total, la huea resulta, no? Igual nos postulan a premios, no?
Igual somos maestros e igual miramos en menos a todos.
Igual somos tan “super” que le podemos poner la mano en el hombro a cualquiera, mirarlo con aire de superioridad, decirle puras huevadas y seguir actuando como los imbéciles que siempre hemos sido.
Y nunca aprender nada.


Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: